Vocalo Radio

Chicago's Urban Alternative

Current track

Title

Artist


[Q&A]: Tania Hernández Velasco, directora del documental “Titixe”

Written by on June 23, 2020

Conoce a la cineasta mexicana Tania Hernández Velasco, originaria de la Ciudad de México, quien nos acerca a sus experiencias en el cine, sus orígenes, sus influencias, el presente del cine mexicano, las disparidades de género en la pantalla, y su exploración de la identidad, las raíces y la cosmovisión rural a través del documental “Titixe”, un largometraje que se presenta como parte de la serie virtual Chicago Cinema Exchange: Mexico City de Full Spectrum Features del 23 al 28 junio dentro del programa “Nostalgia y Memoria: Lo que dejamos atrás”.

TitixeTaniaFoto: Vittorio Zunino Celotto/Getty Images Europe

Q & A por Rocío Santos

¿Dónde creciste? Cuéntanos un poco de tu comunidad, de tus orígenes y de tu familia.

Nací y crecí en la Ciudad de México. Mis padres emigraron de espacios rurales a la ciudad, y somos la primera generación que nace acá. Crecí en la Colonia Roma de los noventa que se recuperaba del terremoto de 1985, una colonia bien distinta a lo que conocemos hoy que es una colonia juvenil cultural o a la de los sesenta que fue una colonia de abolengo; está era una colonia más bien de clase media, clase baja, donde solíamos ir a caminar y a correr por los camellones acompañada de mi hermano y mi hermano.

¿Por qué escogiste el cine?

Llegué al cine porque en un momento de mi preadolescencia estaba convencida de que lo que quería hacer era cambiar el mundo, mejorarlo. Y no fue hasta que tuve una experiencia cinematográfica muy fuerte, una experiencia que me cimbró los cimientos, y me hizo ser empática de una manera muy fuerte con la protagonista de “Asfalto” de Joe May que es del expresionismo alemán. Me di cuenta que el cine podía ponernos en los zapatos de los otros y las otras. Y entonces decidí querer hacer cine, tal vez tendría quince años.

¿Cuáles son algunas de las cineastas que te han influenciado?

De inmediato se me vienen a la cabeza Agnès Varda, Forough Farrokhzad, Věra Chytilová y Tatiana Huezo. Además tendría que nombrar a un montón de amigas y colegas cineastas con las que he compartido quehacer y práctica, y con las que constantemente aprendo.

¿Cuáles son tus observaciones sobre el presente del cine mexicano? ¿Qué se está haciendo, hay más espacios, qué falta?

El cine mexicano vive un momento emocionante porque están sobre la mesa muchas preguntas sobre quiénes han tenido acceso a contar historias y hacer películas. Ahora mismo hay una conversación muy nutritiva sobre la tremenda disparidad de género que hay en el cine en México, pero también de la tremenda centralización del cine en donde la Ciudad de México acapara un buen porcentaje de los apoyos para producción. Gracias a una genealogía de cineastas que han estado poniendo el dedo sobre el renglón, muchos y muchas de ellas no provenientes de espacios hegemónicos estamos discutiendo esto. Normalmente estos cineastas más periféricos han tenido que crear sus propias oportunidades; y también es interesante en las producciones mexicanas de repente esfuerzos familiares y comunitarios para arrancar y terminar proyectos, lo cual es también muy inspirador. Pero no quita que sigan faltando apoyos institucionales.

Acerca del racismo en México, ¿te ha tocado confrontarlo y de qué formas?

El racismo me ha atravesado como mujer morena sin lugar a dudas, más allá del cierre de acceso a ciertos espacios, el no dar el perfil para ciertos trabajos que es algo que he escuchado alguna vez. Hay una falta de representación de personajes que se miran como yo y como mi familia en el cine más hegemónico mexicano. Y eso creo que definitivamente ha marcado mi construcción identitaria primera, esa falta de representación. Y ahora mismo a través del cine, especialmente por la película que hice “Titixe” tuve un regreso a los orígenes de mi familia muy importante para mí: un regreso a la cosmovisión rural de mis ancestros y ancestras que ha reconectado una parte de mi quehacer con esas raíces y ha cambiado completamente el lugar desde el que hablo. Mi siguiente proyecto abraza completamente ese lugar y lo intenta plasmar en toda dignidad y belleza hablando como una mujer morena descendiente de campesinos y campesinos, joven que está también intentando encontrar su lugarcito en el mundo.

Cuéntanos sobre tu documental “Titixe”. 

“Titixe” es mi primer largometraje documental con un tono lúdico, nostálgico y sobre todo muy intimo que retrata la vuelta de mi familia, específicamente de mi mamá y yo al pueblo de mis abuelos. A la muerte de mi abuelo, quien era el último campesino de mi familia teníamos que despedirnos del terreno porque no había nadie más que lo cultivara. Y mi mamá decidió hacer una última siembra simbólica para despedir este terrenito. Y la película cuenta el transcurso de esta siembra, pero también, esta reconexión que tuvimos con el mundo y la cosmovisión de mi abuelo y mi abuela, que es una manera de relacionarse con la tierra, con los ciclos, con las semillas, y las cosas que crecen de ella que es preciosa, y a la vez que ha sido atacada tremendamente por la concepción neoliberal y productivista del mundo.

Escucha En primera persona con Tanía Hernández Velasco:

Trailer de “Titixe”